Ahora los parques eólicos marinos pueden ser más eficientes

Noticias

parques-eolicos-marinos

Para que la eólica pueda convertirse en un serio competidor de las energías producidas a partir de combustibles fósiles, cada innovación tecnológica, ¡cuenta! Ahora, un nuevo desarrollo en el campo de la ingeniería promete avances en la competitividad de los parques eólicos marinos.

Durante los primeros siete meses del año, la energía eólica ha sido la tercera tecnología en cobertura de la demanda (16,2 %), después de la nuclear (24 %) y el carbón (16,9), según datos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Y lo que es todavía más importante, los españoles hemos ahorrado 14,93 €/MWh en la factura de la luz gracias a la energía eólica. Datos que muestran hasta qué punto la energía eólica ocupa una posición estratégica en el abastecimiento de electricidad a nivel estatal.

A nivel europeo, la tecnología eólica offshore es la gran apuesta de futuro. De hecho, en lo que llevamos de año se ha batido récords de inversión en proyectos relacionados con parques eólicos marinos, alcanzando la espectacular cifra de 14.000 millones de Euros.

Las ventajas de la energía eólica offshore

Los parques eólicos marinos (offshore) cuentan con algunas ventajas frente a los situados en tierra (onshore).

  1. Más viento, ¡más energía!: el recurso eólico es entre un 30 % y un 50 % superior en la mar que en tierra.
  2. Mayor constancia del viento: dado que en el océano el viento también presenta una menor intermitencia, las turbinas pueden permanecer mayor tiempo generando energía. La menor turbulencia del viento marítimo puede alargar la vida útil de las turbinas hasta los 35-50 años, frente a los 20-25 en los parques terrestres.
  3. Turbinas mayores: la necesidad de reducir los costes de instalación, y la posibilidad de disponer de extensas áreas donde colocar aerogeneradores sin provocar un gran impacto en el paisaje ha permitido desarrollar turbinas mucho más grandes. Aerogeneradores con longitudes que llegan a alcanzar hasta los 80 metros de pala en los desarrollos más avanzados, y con una potencia de entre 6 y 8 MW, frente a las de 2 MW de media en parques eólicos terrestres.

Con estos puntos a favor, no es de extrañar que se prevea, a escala global, una capacidad de 50.000 MW de energía eólica marina (el equivalente a 80 centrales nucleares) para el año 2020.

Parques eólicos marinos; costes, viabilidad e incertidumbre

Si los parques eólicos offshore pueden generar más energía, como contrapartida los costes de construcción y mantenimiento son mucho más elevados. Su instalación, con las diversas tecnologías de cimentación existentes para fijar los aerogeneradores al lecho marino, es compleja y costosa. También lo es el despliegue de redes eléctricas en medio del océano. Además, el empleo de maquinaria y el desplazamiento del personal es complicado en un entorno hostil como es el mar. A esto hay que añadir las dificultades en las tareas de mantenimiento, o en el caso de avería. Si una turbina deja de funcionar en tierra, es relativamente fácil inspeccionarla, repararla y ponerla a funcionar de nuevo. Pero si la turbina se encuentra en la mar, es preciso utilizar embarcaciones especializadas para realizar estas tareas. Además, a menudo es preciso recurrir a grandes barcos grúa para proceder a reparar los aerogeneradores. Las reparaciones suelen ser lentas y costosas.

Las dificultades técnicas y la posibilidad de tener que costear reparaciones e interrupciones prolongadas, aumenta el riesgo financiero y la incertidumbre.

Pero determinar si el recurso eólico en una zona del mar es el suficiente para alcanzar ciertas garantías en cuanto a la viabilidad económica del parque también supone una importante inversión económica. Es precioso instalar costosas estaciones meteorológicas fijas. O al menos, así era hasta hace poco…

EOLOS FLS200, una forma más económica de evaluar el recurso eólico marino

Ahora existe otra alternativa para evaluar la viabilidad de un parque eólico u offshore: la boya LIDAR EOLOS FLS200.

Se trata de un sistema “todo en uno” capaz de tomar mediciones muy precisas. Un compartimento sellado herméticamente aísla el equipo de mediciones y de alimentación. Por su parte exterior, el compartimento central está formado por pequeñas paredes trapezoidales dotadas con paneles solares. La estructura se monta sobre cuatro flotadores que le confieren estabilidad en el mar incluso en condiciones meteorológicas adversas. La boya dispone de tres pequeños aerogeneradores y una torre de comunicaciones incorporada. Todo el sistema se encuentra unido por un esqueleto estructural lo suficientemente robusto para soportar las duras condiciones en alta mar.

La boya EOLOS FLS200 puede tomar mediciones del viento hasta los 200 metros sobre el nivel del mar, las olas y las corrientes hasta los 300 metros de profundidad. Y lo más sorprendente de todo; su precio supone apenas el 10 % o el 20 % del coste total de instalar una torre meteorológica fija.

EOLOS Floating LIDAR Solutions también provee de un software (EOLOS 2.0) que proporciona geolocalización, control remoto y datos en tiempo real. Además, la boya es completamente autónoma, gracias a un sistema de alimentación por baterías y por energías renovables.

El bajo coste de esta boya LIDAR de evaluación del recurso eólico contribuirá a abaratar la tecnología eólica offshore y hacerla más competitiva frente a la electricidad generada a partir de combustibles fósiles y recursos contaminantes.