Energy harvesting; captando energía de las olas

Noticias

El eForcis, un nuevo generador de electricidad lanzado por Smalle Technologies, aprovecha el movimiento de las olas para dotar de energía a todo tipo de dispositivos de navegación.

Las energías renovables juegan un papel cada vez más determinante y van a ser cruciales a la hora de alcanzar las metas fijadas en la COP21 para el año 2020, que establecen el propósito de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 ºC respecto a niveles preindustriales. Para esa fecha, además, la consultora Gartner augura que el fenómeno conocido como Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) generará 26 mil millones de dispositivos electrónicos conectados a Internet, lo que disparará las necesidades de autonomía energética para abastecerlos de energía.

Una de las formas de obtención de la suficiente energía para todos estos dispositivos autónomos es el energy harvesting, un conjunto de técnicas que recolectan o recuperan energía del ambiente. Pero no es necesario que los dispositivos electrónicos estén conectados a la red para beneficiarse de la autonomía que proporcionan sistemas de recuperación de energía como los basados en energy harvesting. Smalle Technologies ha desarrollado un generador basado en esta forma de recolección de energía para un tipo de dispositivos que requieren abastecerse de forma autónoma, y cuyo correcto funcionamiento puede ayudar incluso a salvar vidas: hablamos de sistemas de ayuda a la navegación (como boyas y balizas, por ejemplo) y a los dispositivos electrónicos de veleros y embarcaciones. También es aplicable a los Ocean Data Adquisition Systems (ODAS) o recolección de datos oceanográficos.

El generador de Smalle Technologies recolecta energía de las olas incluso con el mar en calma

Los actuales dispositivos de ayuda a la navegación disponen de baterías recargables. El problema es que no siempre es fácil sustituir las baterías agotadas, teniendo en cuenta que estos dispositivos se emplazan, a menudo, en lugares remotos en medio del mar.

El propósito de Smalle Technologies es el de lograr una fuente de energía sostenible, limpia y respetuosa con el entorno marino y el medio ambiente en general, que permita dotar de mayor autonomía a veleros, faros, boyas, balizas y otros sistemas vinculados a la navegación.

Con el eForcis, es posible obtener energía incluso con el mar en relativa calma.

¿Cómo funciona?

El eForcis es un microgenerador electromagnético que funciona gracias al principio de inducción magnética, que en combinación con el vaivén de las olas, permite convertir la energía del movimiento de las olas en electricidad.

Está compuesto por un cilindro con un cable de cobre enrollado formando una bobina. El cilindro alberga en su interior un imán que se mueve a lo largo del tubo debido al efecto de las olas. Este movimiento genera variaciones en el flujo magnético a lo largo de la bobina, creando una corriente eléctrica que puede emplearse para recargar las baterías de los dispositivos.

¿Cuáles son sus ventajas?

Algunos dispositivos de ayuda a la navegación ya disponen de sistemas de alimentación basados en la producción de electricidad mediante energías renovables. La tecnologías más comunes son la solar y, en menor medida, la eólica.

Pero los sistemas de autoabastecimiento de energía basados en placas solares fotovoltaicas o en pequeñas turbinas eólicas presentan un problema: su dependencia excesiva de las condiciones climatológicas. El eForcis, sin embargo, es capaz de recuperar energía del movimiento de las olas incluso con el mar en calma, a partir de las pequeñas oscilaciones del agua en mares y océanos. Además, aunque energías renovables como la solar fotovoltaica son respetuosas con el medio ambiente, también tienen su huella de carbono: la fabricación y el ciclo de vida de una placa solar fotovoltaica genera emisiones de CO2 que solo serán amortizadas a partir de los 3,5 años, según un estudio llevado a cabo por el Departamento de Energía de EE.UU.

Además, existe un problema añadido que resta eficiencia a las placas solares, y que guarda relación con la rápida corrosión de los materiales por efecto de la salinidad del agua marina. El microgenerador de Smalle Technologies es resistente a las condiciones extremas del medio marino gracias a su caja de protección IP67, que lo aísla del agua.

Desde su conceptualización como empresa (spin-off), Smalle Technologies ha cosechado numerosos premios, como el EmprendeGO o el Ecoemprendedor XXI, ha recibido el apoyo de todo tipo de entidades e instituciones y ha atraído la atención de gran número de inversores.

Todo parece indicar que el eForcis ha llegado para quedarse, y que le queda todavía mucha energía por recolectar para alimentar pequeños dispositivos de ayuda a la navegación. Y es que son las cosas más pequeñas las que mueven el mundo.